Que hacer ante un ataque de ansiedad

Que hacer ante un ataque de ansiedad

Cuánto duran los ataques de ansiedad

Escanear activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Los ataques de pánico se caracterizan por una combinación de síntomas mentales, emocionales y físicos. Estos ataques suelen comenzar con una sensación de temor, nerviosismo y miedo. Los sentimientos de ansiedad suelen aumentar en intensidad cuando la persona comienza a experimentar sensaciones como:
Estos incómodos síntomas físicos suelen ir acompañados de pensamientos y emociones de miedo, como el temor a que el ataque le haga perder el control, volverse loco, tener una emergencia médica o incluso morir. Durante un ataque de pánico, no es raro que una persona pase por sentimientos de despersonalización y desrealización en los que se siente alejada del yo y de la realidad.

Ataque de ansiedad vs. ataque de pánico

Escanee activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La ansiedad anticipatoria puede producirse en respuesta a grandes acontecimientos, como hacer una presentación en el trabajo. Pero también puede preceder a actividades cotidianas de menor importancia, como conducir hasta el trabajo, aparcar el coche o mantener conversaciones con los compañeros de trabajo.
Si padece un trastorno de pánico, es posible que se anticipe a muchos acontecimientos de la vida. Entrar en una tienda, asistir a una reunión social y otras actividades pueden ser un foco diario de su anticipación. Antes de tener ataques de pánico, probablemente no pensaba mucho en ninguno de estos acontecimientos comunes. Pero ahora la anticipación puede hacer que se sienta ansioso e interferir con su capacidad para funcionar plenamente en su vida cotidiana.

Cómo detener los ataques de pánico por la noche

Lo mejor es preguntar si la persona ha tenido un ataque de pánico antes. Si no lo ha tenido y no cree que lo esté teniendo ahora, llame al 9-1-1 y siga el protocolo de primeros auxilios físicos. Si la persona pierde el conocimiento, llama a una ambulancia, comprueba la respiración y el pulso y aplica los principios de los primeros auxilios físicos. También puedes comprobar si tiene una pulsera o un collar de alerta médica para obtener más información.
NOTA IMPORTANTE: Es posible que haya visto en la televisión que las personas que sufren ataques de pánico deben respirar en una bolsa de papel. Esto ya no se considera una buena práctica porque la persona acaba respirando dióxido de carbono, lo que podría provocar su desmayo. Si alguien respira rápidamente, no llame la atención sobre su respiración. Simplemente mantén la calma y modela una frecuencia respiratoria más estable.
Para aprender más estrategias de apoyo a las personas, tome el curso de Primeros Auxilios en Salud Mental. El curso le enseñará a identificar, comprender y responder a los signos de problemas de salud mental o de consumo de sustancias. Forme parte de un movimiento para cambiar la cultura en torno a la salud mental.

Cómo detener un ataque de ansiedad

Los ataques de pánico, por el contrario, se caracterizan por una intensa y abrumadora sensación de miedo o temor en respuesta a una amenaza inminente. Los ataques de pánico, a menudo breves, son provocados por la respuesta de “lucha o huida” del cuerpo, un proceso natural y adaptativo que ayuda a combatir el peligro o a huir de él.
“Si alguien tiene miedo a los perros, encontrarse con un perro desconocido podría desencadenar un ataque de pánico”, dice Duval. “Alguien que tiene ansiedad social o le preocupa ser juzgado negativamente por los demás podría tener un ataque de pánico al dar un discurso o presentarse a gente nueva”.
“Una gran parte de la detención de un ataque de pánico es aguantar la intensidad inicial y dejar que baje”, dice. “A veces, estar presente en el momento puede ser útil. Oriéntese a su entorno”.
Aunque los ataques de pánico no son infrecuentes, no hay que vivir con miedo. Los ataques frecuentes se convierten en un problema cuando causan angustia y hacen que te retires de tus actividades o responsabilidades.
La terapia cognitivo-conductual se centra en identificar y abordar los pensamientos y comportamientos relacionados con la ansiedad. A menudo implica reunirse con un terapeuta semanalmente y practicar estrategias prácticas cada día para controlar los pensamientos y comportamientos ansiosos.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos