No puedo hacer de vientre

La respiración abdominal frente a la respiración diafragmática

¿Le han dicho alguna vez que meta la barriga mientras está de pie? Si la respuesta es afirmativa, entonces debes seguir este ingenioso truco. No, no estamos bromeando. Realmente puede ayudar a tu barriga a ponerse en forma, y ¿adivina qué? Incluso tiene un nombre: aspirar el estómago.
Básicamente, cuando aspiras el estómago y mantienes esa posición, los músculos transversales de la zona abdominal se activan. Para que lo sepas, son los músculos abdominales más profundos de la barriga y se encuentran justo debajo de los músculos oblicuos. Ni siquiera los abdominales son tan eficaces para activarlos.
Este músculo interno ayuda a mantener la postura, y se puede trabajar en gran medida con una respiración profunda y controlada. De hecho, según un estudio publicado en la revista Archives of Physical Medicine and Rehabilitation, la práctica del vacío estomacal puede ayudar a aliviar el dolor de espalda severo, mejorar la postura y potenciar tu régimen de entrenamiento general. Al fin y al cabo, tu núcleo te proporciona fuerza y estabilidad.
“En el arte y la ciencia del yoga, hacer el vacío estomacal significa que se genera calor dentro del cuerpo.    Esto puede ser especialmente beneficioso para las personas que quieren perder peso.    A medida que el calor se acumula dentro del cuerpo, todo el peso extra se derrite, y esto le da un estómago plano.    También se considera beneficioso para la salud del estómago o del intestino.    Elimina cualquier tipo de trastorno digestivo y ayuda a mantener el buen funcionamiento del sistema digestivo”, explica el experto en yoga, el Gran Maestro Akshar.

¿es mala la respiración torácica?

De vez en cuando, una tendencia de fitness recibe más atención que el último selfie de Kim K. Por lo general, es porque el consejo, el truco o la dieta ofrecen la elevada promesa de ponerte en forma con un esfuerzo relativamente mínimo. El último movimiento que está dando que hablar es el de aspirar el estómago, un ejercicio que supuestamente ayuda a aplanar los abdominales y hacer que parezcas más delgado.
En pocas palabras, este movimiento de moda consiste en inhalar y exhalar con fuerza mientras se aspira el ombligo hacia la columna vertebral con toda la fuerza posible. Los fanáticos de este ejercicio dicen que con unas pocas repeticiones por sesión se puede aplanar el estómago y ceñir la cintura. Aquí está Kristen Wojciechowski, bailarina y entrenadora personal, demostrando cómo hacerlo:
¿Este ejercicio mágico y de apariencia loca realmente sirve para algo?  Los expertos están divididos. Algunos entrenadores, como Mark Crabtree, C.S.C.S, creen que es sólo una versión menos efectiva de los movimientos clásicos de tonificación del núcleo. En otras palabras, si tu objetivo es conseguir un vientre visiblemente esculpido, este movimiento no debería ser tu opción, dice. “Por sí solo, no es suficiente estímulo para quemar calorías, eliminar grasa o desarrollar músculo”, dice Crabtree.

Cómo hacer la respiración abdominal

El diafragma, un músculo en forma de cúpula situado en la base de los pulmones, desempeña un papel importante en la respiración, aunque no seas consciente de ello. Al inhalar, el diafragma se contrae (se tensa) y se desplaza hacia abajo. Esto crea más espacio en la cavidad torácica, permitiendo que los pulmones se expandan. Al exhalar, ocurre lo contrario: el diafragma se relaja y se desplaza hacia arriba en la cavidad torácica.
Todos nacemos con el conocimiento de cómo involucrar completamente el diafragma para tomar respiraciones profundas y refrescantes. Sin embargo, a medida que envejecemos, perdemos el hábito. Todo, desde las tensiones de la vida cotidiana hasta la práctica de “aspirar” el estómago para tener una cintura más esbelta, nos anima a cambiar gradualmente a una “respiración torácica” más superficial y menos satisfactoria.
Reaprender a respirar desde el diafragma es beneficioso para todos. La respiración diafragmática (también llamada “respiración abdominal” o “respiración del vientre”) favorece el intercambio completo de oxígeno, es decir, el intercambio beneficioso de oxígeno entrante por dióxido de carbono saliente. No es de extrañar que este tipo de respiración ralentice los latidos del corazón y pueda reducir o estabilizar la presión arterial.

¿qué es mejor, la respiración torácica o la abdominal?

Rápido: piensa en tres cosas que te hagan sentir ansioso o estresado. A la mayoría de nosotros no nos cuesta dar respuestas. Y las personas que sufren trastornos de ansiedad -como la ansiedad social, las fobias o la ansiedad generalizada- pueden tener una serie de desencadenantes que hacen que la ansiedad se dispare. Aunque la respiración abdominal por sí sola no puede solucionar las ansiedades más profundas, funciona bien como herramienta para ayudar a aliviar la ansiedad y el estrés más común. Practicar la respiración abdominal con regularidad (o probar la mini estrategia que se describe a continuación) puede ayudarle a convertir una respuesta de lucha o huida en una respuesta de relajación beneficiosa para su salud.
Sin embargo, la mayoría de las personas respiran por el pecho, que es como reaccionamos al estrés. Cuando percibimos una amenaza, nuestra respuesta de lucha o huida se activa automáticamente. Respiramos a un ritmo rápido para aspirar oxígeno extra, para alimentar nuestro corazón y nuestros músculos y poder huir del peligro.
“La respuesta de lucha o huida es una reacción a corto plazo que aparece y desaparece”, dice la Dra. Rosa. “Pero hoy en día estamos rodeados de tantos factores de estrés que permanecemos constantemente en este estado de tensión. No se apaga, y a menudo ni siquiera lo notamos”. El resultado: nos hemos convertido en una nación de respiradores de pecho.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos