Lumbalgia frio o calor

Terapia de hielo y calor alternada

Se realizaron búsquedas en las bases de datos electrónicas desde el inicio hasta octubre de 2005. Dos autores evaluaron de forma independiente la inclusión, la calidad metodológica y extrajeron los datos, mediante los criterios recomendados por el Grupo Cochrane de la Espalda.
Se incluyeron nueve ensayos con 1 117 participantes. En dos ensayos de 258 participantes con una mezcla de dolor lumbar agudo y subagudo, el tratamiento con vendas térmicas redujo significativamente el dolor después de cinco días (diferencia de medias ponderada [DMP], 1,06; intervalo de confianza [IC] del 95%, 0,68-1,45, rango de la escala, 0-5) en comparación con el placebo oral. Un ensayo de 90 participantes con dolor lumbar agudo encontró que una manta térmica disminuyó significativamente el dolor inmediatamente después de su aplicación (DMP, -32,20; IC del 95%, -38,69 a -25,71; rango de la escala, 0-100). Un ensayo de 100 participantes con una mezcla de dolor lumbar agudo y subagudo examinó los efectos adicionales de agregar ejercicio a la envoltura térmica y encontró que ésta redujo el dolor después de 7 días.
La base de pruebas para apoyar la práctica común del calor y el frío superficiales para el dolor lumbar es limitada, y se necesitan futuros ensayos controlados aleatorios de mayor calidad. Hay pruebas moderadas en un número pequeño de ensayos de que el tratamiento con envolturas térmicas proporciona una pequeña reducción a corto plazo del dolor y la discapacidad en una población con una mezcla de dolor lumbar agudo y subagudo, y que el agregado de ejercicio reduce aún más el dolor y mejora la función. No hay pruebas suficientes para evaluar los efectos del frío para el dolor lumbar y hay pruebas contradictorias sobre cualquier diferencia entre el calor y el frío para el dolor lumbar.

Hielo o calor para el dolor de espalda superior

Las personas que padecen un trastorno musculoesquelético común, conocido como lumbago, suelen tener dificultades para disfrutar de las actividades cotidianas que antes les producían placer. ¿Qué es el lumbago? Básicamente, esta afección se refiere a un dolor que proviene de la región lumbar. Si tiene lumbago, no está solo, ya que afecta a cerca del 80 por ciento de la población del mundo occidental. Tal vez tenga dolor en la parte baja de la espalda, pero no está seguro de los síntomas del lumbago. A continuación le presentamos algunos de los signos y causas más comunes, junto con la forma en que puede tratarse este problema, utilizando la atención quiropráctica.
A veces, la causa del lumbago es difícil de precisar, incluso después de que se hayan realizado pruebas médicas exhaustivas. El lumbago puede deberse a varios factores, pero la razón principal es el uso excesivo de la zona lumbar y el levantamiento repentino de una carga pesada.
No deje que el dolor lumbar le impida vivir su mejor vida. Llame a los especialistas ortopédicos de Hampton Roads Orthopedics and Sports Medicine y obtenga más información sobre nuestra amplia gama de opciones de tratamiento. Póngase en contacto con nosotros para concertar una cita hoy mismo.

Alternar calor y hielo para el dolor de espalda

El dolor lumbar es uno de los problemas de salud más comunes. Se calcula que, en cualquier momento, unos 31 millones de estadounidenses viven con dolor de espalda. Es la principal causa de discapacidad en todo el mundo. También es el principal motivo de pérdida de días en el trabajo.
La espalda es una estructura enormemente complicada formada por una serie de huesos, articulaciones, músculos y ligamentos. Además, una espalda sana necesita el apoyo de muchos otros músculos, como los pélvicos y los abdominales.
Algunos de los métodos más utilizados para diagnosticar las afecciones que provocan dolor de espalda son las radiografías, las resonancias magnéticas, los análisis de sangre, las gammagrafías óseas y los estudios nerviosos. Esas pruebas pueden ayudar a excluir causas más graves de dolor de espalda.
El tratamiento más habitual del dolor de espalda es el uso de analgésicos de venta libre. Sin embargo, en casos graves, se pueden necesitar fármacos con receta como opiáceos, relajantes musculares, antidepresivos e incluso inyectables.
Uno de los tratamientos más fáciles de conseguir para el dolor de espalda son las compresas calientes o frías. Ambos ayudan, pero difieren en sus efectos. En el caso del dolor de espalda, la aplicación de calor ayudará en la mayoría de los casos. Sin embargo, esto no significa que la terapia con hielo no tenga valor.

Hielo o calor para el dolor lumbar ciático

La terapia de calor y/o frío es beneficiosa como terapia primaria o complementaria, pero la gente suele pasar por alto este tratamiento porque es sencillo, barato y fácil de conseguir. Las siguientes afecciones comunes de la zona lumbar pueden beneficiarse de la terapia de frío o calor:
Aunque algunas personas prefieren utilizar un tipo de terapia sobre el otro, ciertas afecciones pueden responder mejor cuando se utiliza una terapia específica. A continuación se presentan ejemplos comunes de diferentes tipos de dolor lumbar y la terapia que se debe elegir para cada uno de ellos.
Cuando el dolor de espalda es agudo (de menos de 4 semanas de duración) y/o se debe a una lesión directa, utilice primero la terapia de frío.2 Bajar la temperatura del cuerpo ayudará a contraer los vasos sanguíneos, reducir la hinchazón, disminuir la inflamación y provocar un efecto de adormecimiento.1,3
Una vez que la inflamación haya remitido, utilice la terapia de calor. Cuando se aplica calor, mejora la flexibilidad de los tejidos blandos, el movimiento de los músculos y el funcionamiento general de la espalda. El calor local estimula la circulación sanguínea en la zona lumbar, lo que a su vez aporta nutrientes curativos a los tejidos lesionados.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos