Hormigueo en los dedos de los pies

Hormigueo en los dedos de los pies

Qué médico ver para el entumecimiento de los dedos de los pies

La primavera ya está aquí. El viernes 20 de marzo de 2015 marca el equinoccio de primavera y el inicio oficial de la estación primaveral. Esta estación es conocida como una época de renacimiento, cuando las plantas vuelven después del invierno. En Texas, también está llena de clima agradable antes de que lleguen los días calurosos del verano. Es una época estupenda para disfrutar de la actividad al aire libre. Sólo hay que tener cuidado si se sienten hormigueos y agujas en las extremidades inferiores. No sólo es incómodo, sino que puede ser un signo de problemas mayores. El hormigueo en los dedos de los pies puede deberse a muchas cosas diferentes, y la identificación de la causa puede ayudarle a tratarla.
El hormigueo en los pies y los dedos puede ser leve o grave, al igual que las posibles causas subyacentes. Algunas son más graves que otras. Sin embargo, el hormigueo en los dedos de los pies suele estar relacionado con problemas nerviosos o de circulación. A continuación se indican algunas de las posibles fuentes más comunes de una incómoda sensación de hormigueo en las extremidades inferiores:
Neuropatía periférica – Se trata de un daño en los nervios de las extremidades, a menudo debido a algo como la diabetes. Esto hace que los nervios no funcionen correctamente. Nervios pellizcados – Los nervios son sensibles, por lo que si se pellizcan o comprimen durante mucho tiempo, pueden dañarse y empezar a provocar un hormigueo en los pies. Enfermedades sistémicas – Algunas enfermedades que afectan a todo el cuerpo pueden provocar una sensación extraña en los pies. La esclerosis múltiple, el hipotiroidismo, el SIDA, el herpes zóster, los accidentes cerebrovasculares e incluso la mala circulación pueden contribuir a la sensación de hormigueo en las extremidades inferiores. Deficiencias vitamínicas: las vitaminas E, B y la niacina son necesarias para el funcionamiento normal de los nervios. Unos niveles demasiado bajos pueden contribuir a la neuropatía. Lesiones – Afecciones como el túnel del tarso y las fracturas del pie pueden lesionar los nervios, provocando un doloroso hormigueo.

Tratamiento del entumecimiento de los dedos de los pies

Explorar activamente las características del dispositivo para su identificación. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
La mayoría de las personas han experimentado el entumecimiento de los brazos o las piernas debido a que se han dormido sobre un brazo torcido o han mantenido una posición incómoda durante demasiado tiempo. Pero el entumecimiento de los dedos de los pies es menos común y, por tanto, puede ser un poco más preocupante.
Los zapatos demasiado apretados, demasiado cortos o demasiado estrechos en la punta pueden cortar la circulación o ejercer demasiada presión sobre los nervios de los dedos, lo que puede provocar el entumecimiento. Atarse los zapatos con demasiada fuerza también puede afectar negativamente al riego sanguíneo y provocar el entumecimiento de los dedos.
El entumecimiento de los dedos de los pies puede ser una señal de que tienes un problema con los niveles de azúcar en sangre, especialmente si eres diabético. Los niveles elevados de azúcar en sangre, que son el sello distintivo de la diabetes, pueden dañar los nervios de todo el cuerpo. Este tipo de daño nervioso, denominado neuropatía diabética, es una complicación tanto de la diabetes de tipo 1 como de la de tipo 2. El tipo más común de neuropatía diabética es la neuropatía periférica (también conocida como polineuropatía distal).

Hormigueo en los pies

Con el tiempo, el alto nivel de glucosa en sangre, también llamado azúcar en sangre, y los altos niveles de grasas, como los triglicéridos, en la sangre a causa de la diabetes pueden dañar los nervios y los pequeños vasos sanguíneos que los nutren, lo que provoca una neuropatía periférica.
La neuropatía periférica puede causar problemas en los pies que dan lugar a ampollas y llagas. Si la neuropatía periférica le hace perder la sensibilidad en los pies, es posible que no note la presión o las heridas que provocan ampollas y llagas. La diabetes puede dificultar la curación de estas heridas y aumentar la posibilidad de infecciones. Estas llagas e infecciones pueden llevar a la pérdida de un dedo, un pie o una parte de la pierna. La detección y el tratamiento precoz de los problemas de los pies pueden reducir las posibilidades de que se produzcan infecciones graves.
Este tipo de daño nervioso relacionado con la diabetes también puede provocar cambios en la forma de los pies y los dedos. Una afección poco frecuente que puede darse en algunas personas con diabetes es el pie de Charcot, un problema en el que se dañan los huesos y el tejido del pie.
La neuropatía periférica puede hacer que sea más probable que pierda el equilibrio y se caiga, lo que puede aumentar la probabilidad de fracturas y otras lesiones. El dolor crónico de la neuropatía periférica también puede provocar dolor, ansiedad y depresión.

Entumecimiento en los dedos del pie covid

Si pierdes la sensibilidad en el pie o en los dedos del pie debido a un posicionamiento extraño en los cines, es fácil determinar qué es lo que está mal (y cómo solucionarlo). ¿Otras veces? El hormigueo y el entumecimiento pueden ser un poco más confusos -y un poco más aterradores-. ¿Qué ocurre ahí abajo? A menudo, si sientes un pinchazo en los pies o tienes los dedos entumecidos, se trata de nervios -conjuntos de fibras que ayudan a transmitir información motora y sensorial por todo el cuerpo-. La presión sobre ellos, la irritación de los mismos, el daño que sufren… todo puede llevar a una falta de sensibilidad en tus perros. A continuación, las razones más comunes por las que incluso los perros sanos pueden tener menos sensibilidad de lo normal y qué hacer si nota el síntoma.
¿Se ha metido en mocasines incómodos día tras día durante una década? “Los zapatos de vestir son más ajustados y, por tanto, comprimen el pie, lo que, a su vez, comprime el nervio”, explica el doctor Ettore Vulcano, jefe de cirugía de pie y tobillo en el Mount Sinai West de Nueva York. Y cuando un nervio se comprime, se pueden sentir pinchazos. Busca zapatos lo suficientemente anchos para que tus pies estén cómodos, no aplastados; al cabo de unos días, deberías recuperar la sensación habitual de los pies. ¿Tienes hormigueo y entumecimiento sólo en la parte superior de los pies? Afloja los cordones de tus zapatillas. “Hay nervios superficiales en la parte superior de nuestros pies que son susceptibles de sufrir un traumatismo por la presión de los cordones en la zona”, dice Brian Fullem, D.P.M., podólogo deportivo en Clearwater, FL. “Intenta no cruzar el cordón del zapato por la parte más alta del pie”, dice Fullem.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos