Hierro en sangre alto

Hierro en sangre alto

Cuáles son las causas de los niveles altos de hierro en los hombres

Algunos de los síntomas son:    Causas de la hemocromatosis La hemocromatosis es un trastorno genético recesivo causado por mutaciones del gen de la hemocromatosis (HFE). Para desarrollar un trastorno genético recesivo, una persona debe heredar la mutación del gen de ambos padres. Si una persona hereda sólo un gen HFE mutado, se la conoce como portadora.
Aproximadamente una de cada siete personas es portadora del gen HFE mutado. Un portador no desarrollará la enfermedad, pero puede transmitir la mutación a sus hijos. Si dos portadores conciben, su hijo tiene un 50% de posibilidades de heredar un gen HFE mutado y convertirse en portador, y una posibilidad entre cuatro de heredar ambos genes HFE mutados y desarrollar la enfermedad. Un simple análisis de sangre puede determinar si una persona es portadora de los genes HFE mutados. Tratamiento de la hemocromatosis Una persona con hemocromatosis se trata con una venesección. Se trata de un procedimiento similar al de la donación de sangre, en el que se extraen unos 500 ml de sangre hasta que el hierro en la sangre se reduce a niveles normales. Dependiendo de la gravedad de la enfermedad, esto puede llevar alrededor de un año y medio de visitas dos veces por semana.

¿son los niveles altos de hierro un signo de cáncer?

A mediados de los 40, Bill era un exitoso hombre de negocios y estaba contento con su vida familiar. Pero entonces empezó a sentirse cansado y deprimido. Le dolían las articulaciones y el vientre, y su piel adquiría un tono amarillento. Tras varios años de visitas médicas y varios diagnósticos de depresión, crisis de la mediana edad, artritis y un trastorno digestivo inducido por el estrés, unos simples análisis de sangre revelaron finalmente que tenía hemocromatosis. La historia de Bill no es única. Muchos estadounidenses padecen este trastorno genético, y muchos no lo saben.
La hemocromatosis es una enfermedad que hace que el cuerpo absorba y almacene demasiado hierro. Una parte del hierro es esencial para transportar el oxígeno de la sangre a los órganos y tejidos, pero un exceso es tóxico. La hemocromatosis es una causa común de sobrecarga de hierro. El exceso de hierro se acumula en el corazón, el hígado, las articulaciones, el páncreas y la hipófisis. Si no se trata, puede causar daños en los órganos y llevar a una
A veces, las personas con hemocromatosis son diagnosticadas erróneamente con otros trastornos, como artritis, diabetes, problemas cardíacos, enfermedades del hígado y la vesícula biliar, o diversos trastornos estomacales. Muchas personas con hemocromatosis no saben que la padecen. Los síntomas no suelen aparecer en las primeras fases y pueden incluso no aparecer en los casos avanzados. Y el diagnóstico se complica aún más por el hecho de que los análisis de sangre rutinarios no revelan la hemocromatosis. Se necesitan análisis de sangre específicos. Lo más importante es que, con un diagnóstico y un tratamiento tempranos, las personas con hemocromatosis pueden llevar una vida normal y activa y evitar daños graves en los órganos. Si el trastorno ya es grave, el tratamiento puede aliviar algunos síntomas, ayudar a prevenir nuevas complicaciones y reducir las posibilidades de muerte prematura.

Hemocromatosis

La sobrecarga secundaria de hierro se produce cuando el hierro se acumula en el organismo porque las personas toman demasiados suplementos de hierro, reciben un gran número de transfusiones de sangre o tienen un trastorno en el que no pueden formar glóbulos rojos de forma eficiente.
Las complicaciones graves son menos probables que en las personas que padecen hemocromatosis, un trastorno genético que provoca una sobrecarga de hierro. (Véase también Visión general de la sobrecarga de hierro.) Sin embargo, algunas personas desarrollan complicaciones que afectan al corazón, el hígado y los órganos endocrinos.
En estos trastornos, el organismo aumenta a veces la cantidad de hierro que absorbe. Sin embargo, el organismo no siempre puede utilizar todo el hierro debido a la dificultad de producir nuevos glóbulos rojos. En estos casos, puede producirse una sobrecarga de hierro.
El objetivo del tratamiento es reducir el contenido de hierro del organismo. Para algunas personas, el tratamiento consiste en la extracción de sangre (flebotomía). Sin embargo, muchas personas con sobrecarga de hierro secundaria también tienen anemia. Como la flebotomía empeora la anemia, estas personas reciben una terapia de quelación del hierro.
La quelación del hierro puede administrarse por vía oral utilizando deferasirox o deferiprona o mediante una infusión de deferoxamina, que puede administrarse bajo la piel (subcutánea) o en una vena (intravenosa). A veces, el deferasirox y la deferiprona pueden administrarse juntos.

Niveles elevados de hierro en la sangre, no hemocromatosis

La sobrecarga de hierro (mate rino), también conocida como hemocromatosis o niveles altos de hierro, es una enfermedad que se produce cuando se acumula demasiado hierro en el organismo. Los niveles elevados de hierro son tóxicos para los órganos, como el hígado, el páncreas y el corazón.
La hemocromatosis primaria es la forma más común. Se trata de un trastorno genético que se transmite de padres a hijos y que provoca problemas de control de la absorción de hierro en el intestino y de los niveles de hierro en la sangre y los tejidos corporales. El gen anómalo es muy común: una de cada 12 personas es portadora.
Aunque la hemocromatosis puede darse en personas de todos los grupos de edad, tiende a detectarse en los hombres entre los 30 y los 50 años y no suele producir síntomas en las mujeres hasta pasados los 60 años.  Los síntomas pueden ser:
Si alguien de su familia tiene sobrecarga de hierro o cree que puede tener síntomas, acuda a su médico para que le haga un análisis de sangre. La prueba principal es una prueba de saturación de hierro y/o un nivel elevado de ferritina sérica. Para confirmar el diagnóstico, se le pedirá un análisis de sangre para ver si es portador de los genes de la hemocromatosis.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos