¿Es necesaria la nutrición deportiva?

¿Es necesaria la nutrición deportiva?

Nutrición clínica vs Nutrición deportiva

En los últimos años, con el auge y popularización de la realización de actividad física, crecieron también actividades y disciplinas complementarias a esta. Una de las más importantes y útiles es, sin duda, la nutrición enfocada en la práctica deportiva.

El enfoque tradicional de la Nutrición (o Nutrición Clínica -NC-), como disciplina científica, fue la búsqueda de la salud a través de la alimentación, mejorando las cualidades de los alimentos para reducir factores de riesgo cardiovasculares (hipertensión, diabetes, obesidad) o la prevención de enfermedades oncológicas que desde hace décadas han sido vinculados a la mortalidad precoz en Occidente.

Posiblemente, el motivo más frecuente de acudir a una consulta de Nutrición ha sido y es la búsqueda de la pérdida de peso, cuyo logro beneficia al paciente no sólo en las cuestiones arriba comentadas sino también en la mejoría de la calidad de vida y adquisición de bienestar personal.

¿Qué es la nutrición deportiva?

La Nutrición Deportiva es una rama de la Nutrición que utiliza sus mismos conceptos fundamentales pero que busca objetivos diferentes. En general, la nutrición deportiva trabaja sobre sujetos sanos y predominantemente jóvenes, sin patología previa o factores de riesgo, utilizando herramientas vinculadas a la Fisiología del Ejercicio y conceptos de Entrenamiento.

Esto, de ninguna manera, significa que sea una disciplina SÓLO aplicable a sujetos jóvenes; por el contrario, una población que vería enormes beneficios tanto en su salud como en su bienestar personal es la población mayor de 40 años de edad, sin límite de edad. Ya no son excepcionales los atletas mayores de 60 años que compiten en competencias tan complejas como puede ser un triatlón.

Incluso personas de edad avanzada que realicen poca actividad física pero que lo hagan de manera constante pueden obtener beneficios dentro del campo de la nutrición deportiva si son bien asesorados y guiados para lograr un envejecimiento óptimo, con la mayor funcionalidad y el mantenimiento de su salud aún en edades extremas.

Hasta hace relativamente poco, la nutrición deportiva era una subespecialidad dentro de la nutrición clínica, con pocos nutricionistas formados en ella y limitada al mundo del deporte profesional y competitivo.

En los últimos años, sufrió un gran cambio y evolución y, en paralelo, con la popularización de una gran cantidad de actividades que antaño eran exclusivas de atletas de alto rendimiento, está siendo hoy cada vez más demandada por el público en general por los beneficios que aporta tanto para la competición deportiva como para la mejora de la calidad de vida y el bienestar personal.

La composición corporal como clave de la nutrición deportiva

La piedra fundamental de la nutrición deportiva pasa por la composición corporal y no tanto por el peso, como suele hacerse en la nutrición clínica.

Existen varios métodos de medición de la composición corporal, cada uno con sus pros y contras, siendo el más accesible, disponible, barato y repetible la bioimpedancia.

Otros métodos más tradicionales, como por ejemplo la antropometría, pueden obtener datos algo más precisos pero resultan más trabajosos, caros y requieren un operador (quien toma las mediciones y las interpreta) bien formado y entrenado.

De esta forma, con la composición corporal como piedra de toque en la nutrición deportiva, se establecen pautas y objetivos sobre qué tipo de composición se requiere para un deporte en particular o qué tipo de cuerpo quiere lograr un paciente en relación a su mayor bienestar personal.

Una vez establecidas estas pautas, se tiende a la búsqueda de una alimentación que facilite conseguir las metas deseadas, estableciendo la necesidad de realizar el tipo de balance energético más adecuado (dietas hipocalóricas/restrictivas, hipercalóricas/superávit calórica o balance neutro) respetando una distribución de macronutrientes que sea más adecuada tanto desde el punto de vista calórico como a la actividad física que el sujeto realiza (deportes de resistencia, fuerza, combate, de equipo o en condiciones ambientales especiales).

¿Los nutricionistas deportivos son también deportistas?

La Nutrición Deportiva, como su apellido lo indica, está íntimamente relacionada al deporte o actividad física por lo cual es necesario que el nutricionista tenga un amplio conocimiento y, dentro de lo posible, formación referente a Entrenamiento.

Es necesario tener cierta “cultura” personal en el deporte para poder comprender tanto a nivel científico y técnico como a nivel de experiencia personal como es el sentir de un deportista, amateur o profesional, a lo largo de su vida, de las adversidades que pueden surgir (lesiones, cambios de puesto, cambios de deporte) y de los diferentes momentos de la vida (deportista juvenil vs veterano vs máster).

En todos los casos, la nutrición deportiva es una herramienta eficaz para alcanzar niveles de condición física superiores a los que da la realización de actividad física sola.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos