Ejercicios con pesas para adelgazar

Ciclismo de interior para perder peso

Aunque pueda sonar un poco técnico, el “entrenamiento de resistencia” no es más que otro nombre para ejercitar los músculos utilizando una fuerza opuesta, es decir, mancuernas, bandas de resistencia o incluso simplemente el propio peso corporal.
El músculo es también un tejido metabólicamente activo: cuanto más músculo tengas en proporción a tu peso corporal, más calorías quemarás en reposo. Una gran noticia para los que intentan perder o mantener el peso.
Pequeños equipos portátiles que ofrecen resistencia cuando se estiran. Vienen en forma de bandas elásticas o tubos, a veces con asas y accesorios, a veces como un anillo continuo. No ocupan mucho espacio y son fáciles de usar en cualquier lugar.
Incluyen mancuernas, barras, kettlebells, balones medicinales, barras con peso… de hecho, cualquier cosa que tenga un poco de peso para hacer que tus músculos trabajen un poco. En los gimnasios puedes ver sacos de arena, neumáticos, cilindros de goma con asas… en casa puedes utilizar botellas de agua, latas de judías o incluso sacos de patatas.
Estos son los artilugios que se suelen ver en los gimnasios, y te aconsejamos que un miembro del personal te enseñe cómo funciona cada uno de ellos. Utilizan pesas o un sistema hidráulico para proporcionar resistencia a tu entrenamiento de fuerza.

Ejercicios de levantamiento de pesas para perder la grasa del vientre

Los ejercicios orientados a la fuerza explosiva aumentan la tasa metabólica en reposo en un 18% al día siguiente del entrenamiento, según un estudio publicado en el Journal of Strength & Conditioning Research. Lo que significa que sigues quemando grasa del vientre mucho después de la última repetición. Prepárate para apretarte el cinturón con un ejercicio de fuerza dinámico para perder peso además de tus nuevas ganancias musculares. Ganga.
1. Levantamiento de peso muertoCómo: Colócate detrás de una mancuerna apoyada en el suelo. Dobla ligeramente las rodillas para agarrarla, manteniendo las espinillas, la espalda y las caderas rectas. Sin doblar la espalda, empuja las caderas hacia delante para levantar la barra. Desde la posición vertical, empuja las caderas hacia atrás para bajar la barra, doblando sólo ligeramente las rodillas.Por qué: Es una forma segura de convertir tu cuerpo en un horno para quemar grasa. Sólo asegúrate de empezar el movimiento con el peso necesario para realizar 10 repeticiones antes de ir subiendo gradualmente hasta llegar a la zona de bombeo de calorías de la repetición máxima.
2. Press de banca con barraCómo: Túmbate en un banco plano y sujeta la barra en el estante por encima de ti con un agarre de la anchura de los hombros. Levante la barra de la estantería y colóquela por encima de su pecho con los brazos completamente extendidos. Desde la posición inicial, inspire y baje la barra lentamente hasta que roce el centro del pecho. Empuja la barra hasta la posición inicial de forma explosiva mientras espiras. Eso es una repetición.

Ver más

A no ser que hayas estado viviendo bajo una roca sin WiFi, probablemente sepas que el entrenamiento de fuerza puede ayudarte a adelgazar. Pero una nueva investigación del Colegio Americano de Medicina Deportiva (ACSM) explica exactamente cómo utilizar el entrenamiento de resistencia para perder peso más rápido que con el cardio moderado, como el footing.
Como señala el autor del estudio, investigaciones anteriores sugieren que ganar más músculo aumentará tu metabolismo y te ayudará a derretir la grasa. Además, una sesión de fuerza más corta puede ser menos desalentadora que, por ejemplo, una hora en la cinta de correr, lo que significa que estarás más inclinado a seguir tus entrenamientos a largo plazo. Y eso es muy importante cuando tu objetivo es perder peso.
Según el estudio, dos sesiones de entrenamiento de fuerza a la semana producen resultados similares a los de tres sesiones semanales. Así que si eres nuevo en el juego del entrenamiento, puedes apuntar a dos días de fortalecimiento de todos tus grupos musculares principales (parte superior del cuerpo, parte inferior del cuerpo y abdominales). Es un programa manejable con el que es menos probable que te salgas de la rutina, y siempre puedes añadir una tercera sesión una vez que la rutina se convierta en algo natural. (Incorpora estos movimientos del DVD Look Better Naked de Women’s Health a tu rutina de pérdida de peso).

Plancha

Todos sabemos que levantar pesas puede fortalecer nuestros músculos. Pero, al cambiar el funcionamiento interno de las células, el entrenamiento con pesas también puede reducir la grasa, según un nuevo e ilustrativo estudio sobre los fundamentos moleculares del ejercicio de resistencia.
El estudio, en el que participaron ratones y personas, descubrió que, tras el entrenamiento con pesas, los músculos crean y liberan pequeñas burbujas de material genético que pueden fluir hacia las células grasas, poniendo en marcha procesos relacionados con la quema de grasas.
Los resultados se suman a la creciente evidencia científica de que el ejercicio de resistencia tiene beneficios únicos para la pérdida de grasa. También ponen de manifiesto lo amplios e interconectados que pueden ser los efectos internos del ejercicio.
Muchos de nosotros encasillamos el entrenamiento de resistencia en el ámbito de la musculación, y con razón. Levantar pesas -o trabajar contra nuestro peso corporal mientras hacemos flexiones, sentadillas o saltos en silla- aumentará notablemente el tamaño y la fuerza de nuestros músculos. Pero cada vez hay más estudios que sugieren que el entrenamiento con pesas también modifica nuestro metabolismo y nuestra cintura. En experimentos recientes, los entrenamientos con pesas aumentaron el gasto energético y la quema de grasa durante al menos 24 horas después en mujeres jóvenes, hombres con sobrepeso y atletas. En otro estudio reciente, las personas que levantaban pesas ocasionalmente eran mucho menos propensas a la obesidad que las que nunca levantaban.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos