Dolor menstrual y embarazo

Dolor menstrual y embarazo

Signos de la regla vs. embarazo

Puede traducir esta página utilizando el botón de los auriculares (abajo a la izquierda) y luego seleccionar el globo terráqueo para cambiar el idioma de la página. ¿Necesitas ayuda para elegir un idioma? Consulte la sección Voces e idiomas compatibles con Browsealoud.
Este folleto se ha elaborado para ofrecerle información general sobre su enfermedad.    La mayoría de sus preguntas deberían ser respondidas por este folleto.    No pretende sustituir la conversación entre usted y su enfermera o médico, pero puede servir de punto de partida para la discusión.      Si después de leerlo tiene alguna duda o necesita más explicaciones, coméntelo con un miembro del equipo sanitario.
Poco después de la concepción puede producirse un manchado o una hemorragia, lo que se conoce como hemorragia de implantación. La causa es que el óvulo fecundado se incrusta en el revestimiento del útero. Esta hemorragia se confunde a menudo con un periodo, y puede producirse en torno a la fecha de la menstruación.
Una vez fecundado el óvulo, éste se implanta en el revestimiento de la matriz (útero). A veces se produce una pequeña hemorragia que aparece en una exploración temprana como un hematoma (acumulación de sangre). No hay que preocuparse por ello. Cuando ocurre, la mujer puede notar una pequeña hemorragia vaginal, pero no es necesariamente así.

Dolor de menstruación, pero sin regla, ¿podría estar embarazada?

El dolor lumbar es un componente importante del dolor de parto en un número considerable de mujeres. El objetivo de este estudio era determinar si los episodios de dolor lumbar agudo previos al embarazo son un factor predictivo del dolor lumbar durante el parto. A 114 mujeres se les aplicó el Cuestionario de Dolor de McGill de Forma Corta (SF-MPQ) durante el parto y se les pidió que describieran el dolor por separado para el dolor de contracción frontal y posterior o el dolor continuo. Al día siguiente del nacimiento del niño se entrevistó a las mujeres para determinar si tenían (a) antecedentes de episodios de dolor lumbar agudo antes del embarazo, (b) dolor lumbar durante el embarazo y (c) dolor lumbar durante la menstruación. Los resultados muestran que el dolor lumbar episódico antes del embarazo no está correlacionado con ningún aspecto del dolor de parto. Sin embargo, está significativamente correlacionado con los episodios de dolor lumbar durante el embarazo. Por el contrario, el dolor lumbar durante la menstruación está significativamente correlacionado con las puntuaciones de dolor de parto registradas para el dolor de contracción dorsal y frontal, así como para el dolor de espalda continuo. La correlación significativa del dolor de parto con el dolor lumbar durante la menstruación sugiere que ambos comparten un mecanismo subyacente común. Del mismo modo, la correlación del dolor lumbar durante el embarazo con los episodios de dolor lumbar agudo antes del embarazo sugiere que la tensión de los músculos de la espalda durante el embarazo puede activar los mecanismos que subyacen a las formas habituales de dolor lumbar.

Cómo saber si te viene la regla o estás embarazada

Escanea activamente las características del dispositivo para identificarlo. Utilizar datos de geolocalización precisos. Almacenar y/o acceder a la información de un dispositivo. Seleccionar contenidos personalizados. Crear un perfil de contenido personalizado. Medir el rendimiento de los anuncios. Seleccionar anuncios básicos. Crear un perfil de anuncios personalizados. Seleccionar anuncios personalizados. Aplicar la investigación de mercado para generar información sobre la audiencia. Medir el rendimiento de los contenidos. Desarrollar y mejorar los productos.
Si estás intentando concebir, puede que te preguntes si tener menstruaciones dolorosas te dificultará quedarte embarazada.  Aunque los calambres en sí mismos no afectarán a su capacidad de quedarse embarazada, la causa de sus ciclos menstruales dolorosos podría tener un impacto en su fertilidad.
Si tus niveles de prostaglandinas son demasiado altos, pueden desencadenar contracciones uterinas más intensas.  Cuando las contracciones uterinas son especialmente intensas, el oxígeno se corta temporalmente en algunas partes del músculo, lo que puede provocar dolorosos calambres menstruales.
Las adolescentes pueden experimentar peores calambres menstruales porque tienen naturalmente niveles más altos de prostaglandinas. A medida que crecen y estos niveles disminuyen, la intensidad de los calambres también puede disminuir. Algunas personas también tienen períodos más fáciles y menos dolorosos después de dar a luz.

¿se puede tener un periodo doloroso y estar embarazada?

Si experimentas calambres leves en algún momento de tu embarazo, no estás sola. Los calambres del embarazo pueden ser alarmantes cuando se experimentan por primera vez, pero en su mayor parte son perfectamente normales y no hay que preocuparse por ellos. Los dolores y calambres leves al principio del embarazo son muy comunes y suelen desaparecer cuando cambias de posición, descansas o expulsas el aire. Sin embargo, en ocasiones, los calambres durante el embarazo pueden ser un signo de algo más grave que debe ser revisado. Los calambres uterinos y otras sensaciones, como el estiramiento o la presión, son bastante normales durante el embarazo y son experimentados por muchas mujeres”, explica Liz Halliday, jefa adjunta de obstetricia de Private Midwives. No es inusual que las mujeres experimenten estas sensaciones al principio del embarazo y algunas de ellas también refieren algunas molestias durante el segundo trimestre”. Los calambres uterinos suelen ser el resultado del crecimiento y el estiramiento del útero durante el embarazo”, explica Halliday. Otros motivos inofensivos pueden ser una vejiga o un intestino llenos, diarrea o estreñimiento, estiramiento de los ligamentos o incluso deshidratación. Las mujeres también pueden experimentar sensaciones durante o después del ejercicio o las relaciones sexuales”, añade.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos