Desajustes en la regla

Desajustes en la regla

Directiva atad 2

Con el fin de establecer normas contra las prácticas de elusión fiscal que afectan directamente al funcionamiento del mercado interior, la UE aprobó la Directiva (UE) 2016/1164 del Consejo (Directiva contra la elusión fiscal o ATAD) el 12 de julio de 2016 y, posteriormente, la Directiva (UE) 2017/952 del Consejo (ATAD2) el 29 de mayo de 2017.
Las normas antihíbrido están contenidas en gran medida en la ATAD2, que amplió las disposiciones básicas antihíbrido de la primera ATAD y extendió el alcance de esas disposiciones para incluir desajustes que involucran a terceros países.
En líneas generales, las normas antihíbrido tienen por objeto impedir que los contribuyentes realicen un arbitraje del sistema fiscal. Las disposiciones pretenden neutralizar las ventajas fiscales, o los resultados de los desajustes, que surgen debido a los acuerdos que explotan las diferencias en el tratamiento fiscal de un instrumento o entidad que surgen de la forma en que ese instrumento o entidad se caracteriza bajo las leyes fiscales de dos o más territorios.
La primera parte, y la más sustancial, de las normas antihíbrido se introdujo en la Ley de Finanzas de 2019, tal como lo exige la ATAD2. Esta declaración de retroalimentación considera la parte restante de las normas, que trata de los desajustes híbridos inversos, que deben aplicarse antes del 1 de enero de 2022.

Significado de la regla híbrida

La norma de desajuste híbrido importado opera en términos generales para no permitir la deducción de un pago si los ingresos de dicho pago se compensan, directa o indirectamente, con una deducción que surge en virtud de un acuerdo de desajuste híbrido en una jurisdicción extraterritorial, denominado “desajuste híbrido extraterritorial” (es decir, un acuerdo de desajuste híbrido que es totalmente entre entidades no australianas).
La PCG 2021/D3 establece un marco de ocho zonas de riesgo codificadas por colores que van desde la zona blanca (en la que la ATO ha dado el visto bueno al contribuyente), pasando por la verde (riesgo bajo) hasta la roja (riesgo alto). Los contribuyentes pueden tener que autoevaluar el riesgo de la regla de desajuste híbrido importado dentro de las reglas de desajuste híbrido de Australia que se aplican a sus acuerdos con partes vinculadas cuando se requiere la preparación de un Anexo de Posición Fiscal Reportable. Cuando la calificación de riesgo de un contribuyente está fuera de la zona blanca o azul (riesgo bajo), no se presume que los acuerdos no cumplen con la legislación fiscal australiana, pero es más probable que la ATO lleve a cabo algún tipo de actividad de compromiso y aseguramiento para comprobar los resultados fiscales de los acuerdos.

Significado del desajuste híbrido

Es imprescindible restablecer la confianza en la equidad de los sistemas fiscales y permitir que los gobiernos ejerzan efectivamente su soberanía fiscal. Por ello, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) ha emitido recomendaciones de acción concretas en el contexto de la iniciativa contra la erosión de la base y el traslado de beneficios (BEPS).
Los informes finales sobre los 15 puntos de acción de la OCDE contra la BEPS se hicieron públicos el 5 de octubre de 2015. Este resultado fue acogido con satisfacción por el Consejo en sus conclusiones del 8 de diciembre de 2015. Las conclusiones del Consejo subrayaron la necesidad de encontrar soluciones comunes, aunque flexibles, a nivel de la Unión, coherentes con las conclusiones de la OCDE sobre BEPS.
En respuesta a la necesidad de una fiscalidad más justa y, en particular, para dar seguimiento a las conclusiones de la OCDE sobre BEPS, la Comisión presentó su paquete de medidas contra la elusión fiscal el 28 de enero de 2016. En el marco de ese paquete se adoptó la Directiva (UE) 2016/1164 (3) del Consejo, relativa a las normas contra la evasión fiscal.
Es necesario establecer normas que neutralicen los desajustes híbridos de la manera más completa posible. Teniendo en cuenta que la Directiva (UE) 2016/1164 solo abarca las asimetrías híbridas que surgen en la interacción entre los sistemas del impuesto sobre sociedades de los Estados miembros, el Consejo ECOFIN emitió una declaración el 12 de julio de 2016 en la que solicitaba a la Comisión que presentara antes de octubre de 2016 una propuesta sobre las asimetrías híbridas en las que intervienen terceros países, a fin de establecer normas coherentes con las recomendadas en el informe de la OCDE sobre la neutralización de los efectos de los acuerdos de asimetría híbrida, Acción 2 – Informe final de 2015 (“informe BEPS de la OCDE sobre la Acción 2”), y no menos eficaces, con vistas a alcanzar un acuerdo antes de que finalice 2016.

Países con normas de desajuste híbrido

Desde la última vez que se conectó, nuestra declaración de privacidad ha sido actualizada. Queremos asegurarnos de que esté al día de los cambios y, por ello, le pedimos que se tome un momento para revisarlos. No seguirá recibiendo las suscripciones de KPMG hasta que acepte los cambios.
La Oficina de Impuestos de Australia (ATO) ha publicado para su consulta un proyecto de Directriz Práctica de Cumplimiento 2021/D3: Regla de desajuste importado – Enfoque de cumplimiento de la ATO en relación con la aplicación de las disposiciones de desajuste importado de la Subdivisión 832-H de la Ley de Evaluación del Impuesto sobre la Renta de 1997.
En términos generales, la intención política de la regla de desajuste híbrido importado es impedir que los contribuyentes realicen pagos que financien un desajuste híbrido offshore que proporcione un beneficio fiscal global a un grupo multinacional.
La PCG 2021/D3 establece las expectativas de la ATO sobre los pasos que deben dar los contribuyentes, y la información de apoyo que deben conservar, para demostrar el cumplimiento en la evaluación de los acuerdos bajo la regla de desajuste híbrido importado.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos