Bacalao a la vizcaina facil

Bacalao a la vizcaina facil

Bacalao portugués

Este plato es una combinación de dos platos populares españoles, el Bacalao a la Vizcaína y los Garbanzos Fritos. Toma el bacalao de uno y los garbanzos del otro y los casa en el sofrito que ambos platos comparten.
En una sartén grande, se calienta el sofrito, los garbanzos, la salsa de tomate y el vino de cocina a fuego medio-alto. Una vez que empiece a burbujear, baja el fuego a fuego lento. En otra sartén mediana, calentar el aceite de oliva y el ajo. Cocine el bacalao durante unos minutos por cada lado, hasta que el pescado se vuelva blanco. Retirar del fuego y desmenuzar el pescado en trozos más pequeños. Añádelo a la sartén grande junto con el aceite de oliva y el ajo en el que se ha cocinado el pescado. Incorporar bien el pescado con la mezcla de alubias, y dejar que todo se cocine a fuego lento para que el pescado y las alubias se cubran bien con el sofrito, durante unos 20 minutos o cuando se haya evaporado todo el líquido. Servir con arroz blanco. Rinde 4 porciones.

Bacalao receta portuguesa

Este plato es una combinación de dos platos populares españoles, el Bacalao a la Vizcaína y los Garbanzos Fritos. Toma el bacalao de uno y los garbanzos del otro y los casa en el sofrito que ambos platos comparten.
En una sartén grande, se calienta el sofrito, los garbanzos, la salsa de tomate y el vino de cocina a fuego medio-alto. Una vez que empiece a burbujear, baja el fuego a fuego lento. En otra sartén mediana, calentar el aceite de oliva y el ajo. Cocine el bacalao durante unos minutos por cada lado, hasta que el pescado se vuelva blanco. Retirar del fuego y desmenuzar el pescado en trozos más pequeños. Añádelo a la sartén grande junto con el aceite de oliva y el ajo en el que se ha cocinado el pescado. Incorporar bien el pescado con la mezcla de alubias, y dejar que todo se cocine a fuego lento para que el pescado y las alubias se cubran bien con el sofrito, durante unos 20 minutos o cuando se haya evaporado todo el líquido. Servir con arroz blanco. Rinde 4 porciones.

Bacalao en salsa vizcaína

El bacalao -si no eres fanático- es un insulto para llamar a alguien; para los aversos al bacalao es un pescado maloliente, salado y fibroso; es asqueroso y no puedes soportarlo ni olerlo cocinándose en la casa.
El bacalao -si es un fanático- es el alimento mágico, duradero y sustentador de los marineros y de la gente de la costa de lugares lejanos; una fuente de proteínas que no se estropea sin refrigeración; una delicia salada que sabe muy bien con arroz, en buñuelos, de muchas maneras, el sabor de los viernes de Cuaresma y de los buffets de Navidad.
Si les gusta, espero que lo prueben como serenata, un plato muy popular en Puerto Rico, que según me han dicho no viene de España, sino que se desarrolló en el Caribe. Puede que fuera el plato que tradicionalmente se servía a un pretendiente exitoso después de llevarle una serenata a su pretendida bajo la ventana en una noche cálida y tropical de palmeras.
Pero también puede que no. Dado que el bacalao salado debe desalarse con antelación, la prometida debía saber cuándo vendría su pretendiente y cuál sería su respuesta, con bastante antelación. Difícilmente una sorpresa romántica. Pero a mí me gustan las historias apócrifas tanto como a cualquier otra persona.

Receta de bacalao al estilo filipino

El bacalao -si no eres un fanático- es un insulto para llamar a alguien; para los aversos al bacalao es un pescado maloliente, salado y fibroso; es asqueroso y no puedes soportarlo ni olerlo cocinándose en la casa.
El bacalao -si es un fanático- es el alimento mágico, duradero y sustentador de los marineros y de la gente de la costa de lugares lejanos; una fuente de proteínas que no se estropea sin refrigeración; una delicia salada que sabe muy bien con arroz, en buñuelos, de muchas maneras, el sabor de los viernes de Cuaresma y de los buffets de Navidad.
Si les gusta, espero que lo prueben como serenata, un plato muy popular en Puerto Rico, que según me han dicho no viene de España, sino que se desarrolló en el Caribe. Puede que fuera el plato que tradicionalmente se servía a un pretendiente exitoso después de llevarle una serenata a su pretendida bajo la ventana en una noche cálida y tropical de palmeras.
Pero también puede que no. Dado que el bacalao salado debe desalarse con antelación, la prometida debía saber cuándo vendría su pretendiente y cuál sería su respuesta, con bastante antelación. Difícilmente una sorpresa romántica. Pero a mí me gustan las historias apócrifas tanto como a cualquier otra persona.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos