Servir y proteger mi zona

Servir y proteger mi zona

Servir y proteger la explicación

La IACP adoptó el Código de Ética de las Fuerzas de Seguridad en la 64ª Conferencia y Exposición Anual de la IACP en octubre de 1957. El Código de Ética es el prefacio de la misión y el compromiso que los organismos encargados de hacer cumplir la ley asumen con el público al que sirven.
Como agente de la ley, mi deber fundamental es servir a la comunidad; salvaguardar las vidas y la propiedad; proteger a los inocentes contra el engaño, a los débiles contra la opresión o la intimidación y a los pacíficos contra la violencia o el desorden; y respetar los derechos constitucionales de todos a la libertad, la igualdad y la justicia.
Mantendré mi vida privada impoluta como ejemplo para todos y me comportaré de forma que no suponga un descrédito para mí o para mi agencia. Mantendré una calma valiente ante el peligro, el desprecio o el ridículo; desarrollaré la autocontención y tendré siempre presente el bienestar de los demás. Honesto de pensamiento y de hecho, tanto en mi vida personal como en la oficial, seré ejemplar en el cumplimiento de la ley y de los reglamentos de mi departamento. Todo lo que vea o escuche de carácter confidencial o que se me confíe en mi capacidad oficial se mantendrá siempre en secreto, a menos que sea necesario revelarlo en el cumplimiento de mi deber.

Servir y proteger a la pnp

La misión del Departamento de Policía de la ciudad de Nueva York es mejorar la calidad de vida en la ciudad de Nueva York trabajando en colaboración con la comunidad para hacer cumplir la ley, preservar la paz, proteger a la gente, reducir el miedo y mantener el orden.
El Departamento de Policía de la Ciudad de Nueva York se esfuerza por fomentar una ciudad segura y justa incorporando la vigilancia vecinal a todas las facetas de las operaciones del Departamento, y por resolver los problemas que generan la delincuencia y el desorden mediante una relación interdependiente entre la población y su policía, y siendo pioneros en la innovación estratégica.

Juramento de servir y proteger a la policía

San Miguel, glorioso Comisario de Policía del cielo, que una vez limpió con tanta pulcritud y éxito el recinto de Dios de todos sus indeseables, mira con ojos bondadosos y profesionales a tu fuerza terrestre.
Tú sabes, San Miguel, por tus propias experiencias con el diablo, que la suerte del policía en la tierra no es siempre feliz; pero tu sentido del deber, que tanto agradó a Dios, tus duros golpes, que tanto sorprendieron al diablo, y tu angélico autocontrol nos inspiran. Haz que seamos tan fieles a la ley de Dios como particulares a la ley de la tierra.
Oh Dios Todopoderoso, cuyo gran poder y sabiduría eterna abarca el universo. Vela por todos los policías y agentes de la ley. Padre del Cielo, por favor, dales la fuerza, el valor y la perseverancia para soportar la injusta condena, el peligro y el abuso físico al que a veces están sometidos. Los encomendamos a tu amoroso cuidado porque su deber es peligroso. Querido Dios, concede a estos valientes hombres tu protección todopoderosa, únelos de forma segura con sus familias una vez finalizado su deber.

Qué significa realmente proteger y servir

FILADELFIA – El sábado 5 de octubre de 2019, el fiscal de los Estados Unidos William M. McSwain se dirigió a los miembros de las fuerzas del orden, a los militares y a los invitados civiles como invitado de honor de las fuerzas del orden en la Gala de Filadelfia de la Marine Corps-Law Enforcement Foundation. El evento anual, celebrado este año en el SugarHouse Casino, es una actividad de recaudación de fondos para apoyar la misión principal de la Fundación: ofrecer becas a los niños que han perdido a uno de sus padres en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos o en las fuerzas del orden federales. Desde su fundación en 1995, la MC-LEF ha concedido más de 76 millones de dólares en becas educativas y otras ayudas humanitarias a más de 4.100 beneficiarios.
Hay algunos otros agradecimientos que me gustaría hacer desde el principio. En primer lugar, quiero dar las gracias a los organizadores de esta maravillosa Gala. En particular, me gustaría dar las gracias a Kevin Cauley, tanto por invitarme a hablar ante este distinguido grupo de héroes y amigos, como, lo que es más importante, por su continuo apoyo a las fuerzas del orden y al ejército. Nuestro país necesita más ciudadanos como Kevin, gente que aprecie los sacrificios que hacen cada día los que sirven en el ejército y en las fuerzas del orden.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos