Que tengas un monito dia

Mala medicina

Que tenga un buen día es una expresión comúnmente utilizada para concluir una conversación (ya sea breve o extensa), o terminar un mensaje deseando que la persona a la que se dirige tenga un día agradable. Como suele ser pronunciada por los empleados de los servicios a los clientes al final de una transacción, sobre todo en Israel y Estados Unidos, su uso repetitivo y obligado ha hecho que la frase adquiera, según algunos periodistas y estudiosos, especialmente fuera de estos dos países, una connotación cultural de impersonalidad, falta de interés, comportamiento pasivo-agresivo o sarcasmo.
En general, la frase no se utiliza en Europa, ya que algunos la consideran artificial o incluso ofensiva. Los críticos de la frase la caracterizan como un imperativo que obliga a la persona a tener un buen día. Otros críticos sostienen que es una perogrullada de despedida que resulta fingida. Aunque los defensores de la frase están de acuerdo en que “Que tenga un buen día” puede usarse de forma poco sincera, consideran que la frase es reconfortante, ya que mejora las interacciones entre las personas. Otros están a favor de la frase porque no requiere una respuesta.

Arreglaros

Que tenga un buen día es una expresión comúnmente utilizada para concluir una conversación (ya sea breve o extensa), o terminar un mensaje deseando que la persona a la que se dirige tenga un día agradable. Como suele ser pronunciada por los empleados de los servicios a los clientes al final de una transacción, sobre todo en Israel y Estados Unidos, su uso repetitivo y obligado ha hecho que la frase adquiera, según algunos periodistas y estudiosos, especialmente fuera de estos dos países, una connotación cultural de impersonalidad, falta de interés, comportamiento pasivo-agresivo o sarcasmo.
En general, la frase no se utiliza en Europa, ya que algunos la consideran artificial o incluso ofensiva. Los críticos de la frase la caracterizan como un imperativo que obliga a la persona a tener un buen día. Otros críticos sostienen que es una perogrullada de despedida que resulta fingida. Aunque los defensores de la frase están de acuerdo en que “Que tenga un buen día” puede usarse de forma poco sincera, consideran que la frase es reconfortante, ya que mejora las interacciones entre las personas. Otros están a favor de la frase porque no requiere una respuesta.

Que tengas un monito dia del momento

Que tenga un buen día es una expresión comúnmente utilizada para concluir una conversación (ya sea breve o extensa), o terminar un mensaje deseando que la persona a la que se dirige tenga un día agradable. Dado que suele ser pronunciada por los empleados de los servicios a los clientes al final de una transacción, especialmente en Israel y Estados Unidos, su uso repetitivo y obligado ha hecho que la frase adquiera, según algunos periodistas y estudiosos, especialmente fuera de estos dos países, una connotación cultural de impersonalidad, falta de interés, comportamiento pasivo-agresivo o sarcasmo.
En general, la frase no se utiliza en Europa, ya que algunos la consideran artificial o incluso ofensiva. Los críticos de la frase la caracterizan como un imperativo que obliga a la persona a tener un buen día. Otros críticos sostienen que es una perogrullada de despedida que resulta fingida. Aunque los defensores de la frase están de acuerdo en que “Que tenga un buen día” puede usarse de forma poco sincera, consideran que la frase es reconfortante, ya que mejora las interacciones entre las personas. Otros están a favor de la frase porque no requiere una respuesta.

Bienvenido a donde quiera que estés

Que tenga un buen día es una expresión comúnmente utilizada para concluir una conversación (ya sea breve o extensa), o terminar un mensaje deseando que la persona a la que se dirige tenga un día agradable. Como suele ser pronunciada por los empleados de los servicios a los clientes al final de una transacción, sobre todo en Israel y Estados Unidos, su uso repetitivo y obligado ha hecho que la frase adquiera, según algunos periodistas y estudiosos, especialmente fuera de estos dos países, una connotación cultural de impersonalidad, falta de interés, comportamiento pasivo-agresivo o sarcasmo.
En general, la frase no se utiliza en Europa, ya que algunos la consideran artificial o incluso ofensiva. Los críticos de la frase la caracterizan como un imperativo que obliga a la persona a tener un buen día. Otros críticos sostienen que es una perogrullada de despedida que resulta fingida. Aunque los defensores de la frase están de acuerdo en que “Que tenga un buen día” puede usarse de forma poco sincera, consideran que la frase es reconfortante, ya que mejora las interacciones entre las personas. Otros están a favor de la frase porque no requiere una respuesta.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos