Oracion para el noviazgo

Oración por una relación con una persona concreta

Inspirados en esta confianza, indignos como somos de tu protección, en presencia de Dios Padre, Autor de la Vida, de Dios Hijo, que dio al matrimonio la dignidad de Sacramento, de Dios tu Espíritu Santo, que santificó el amor conyugal, confiamos nuestro noviazgo a tu protección maternal.
Guíanos en el curso de esta relación; haz que sea una amistad santa y amorosa. Mantén nuestro noviazgo puro y casto. Bendice nuestra amistad con un amor santo. Vela por nosotros desde el Cielo. Envíanos la gracia de vivir en el favor de Dios y de participar en el amor eterno en el que estaremos unidos para siempre en el Cielo.

Citas de oración para parejas

La oración por el amor tiene que ser algo que se haga con regularidad. El amor y las relaciones son uno de los aspectos más importantes de nuestras vidas, porque nuestras relaciones nos levantan o nos hunden.
Sin embargo, rezar por amor tiende a ser algo que no hacemos a menudo. Tal vez tenemos miedo de acudir a Dios con nuestra vida amorosa. Tal vez nos desanimamos porque nuestras oraciones no son respondidas. O tal vez, sólo tal vez, no sabemos cómo orar por amor.
Y tiene mucho sentido, porque si vamos a permitir que estas cosas llenen nuestro cerebro, es mejor que lo hagamos de una manera que tenga el poder de impactar las cosas que nos están agobiando, en lugar de simplemente permitir que nos consuman.
Si te encuentras consumido por tu vida amorosa – o por la falta de ella, aquí hay algunas maneras de entregar mentalmente y en oración esas cosas a Aquel que realmente puede hacer algo al respecto. Aquí hay 8 maneras de orar por el amor.
La palabra de Dios nos desafía a pedir y llevar nuestras necesidades ante Dios.    Cualquier cosa y todo. Mientras nuestros corazones estén alineados con el suyo, no hay límites en lo que podemos pedir.    ¿Cuáles son tus necesidades y deseos más profundos cuando se trata de una relación? ¿Qué necesitas que Dios haga en tu relación? Házselo saber.

Oraciones por las familias y los matrimonios

¡Vaya, qué buena pregunta! Como he dicho antes, sólo soy la mitad de la ecuación del cortejo aquí, y quién sabe, tal vez un día The Dash y yo podemos escribir un post juntos que será inmensamente más útil e iluminador que cualquier cosa que pueda escribir por mi cuenta. The Dash es mi media naranja aquí . . lo que significa que todos ustedes se están perdiendo mi mejor mitad… por lo que me disculpo…
1. Hagan tiempo para rezar juntos todos los días. Elijan un santo patrón (o varios) y recen a ellos para que se haga la voluntad de Dios en su relación. Esto establece el tono, desde el principio. Reza por gracias específicas; obviamente por la castidad y la pureza, pero también por las gracias para ser veraces y sabios, y para ser capaces de buscar el bien de la otra persona mientras disciernen su compatibilidad como potenciales esposos.
2. Asegúrate de que tus intenciones son claras y se expresan mutuamente. Es algo sencillo, pero el noviazgo consiste fundamentalmente en discernir el matrimonio con una persona concreta. El ritmo de la relación depende de la prudencia y del tiempo de Dios, pero esa presencia de interés mutuo y la sólida intención de discernir si casarse o no con la otra persona debe ser definitivamente clara y expresada mutuamente, porque da dirección, propósito y exclusividad a la relación. Estos elementos son justos y deben estar absolutamente presentes. Si parece demasiado entrar en algo tan serio, entonces la pareja debería considerar realmente la posibilidad de ampliar su amistad y esperar el noviazgo hasta que ambos estén preparados.

Oración para la relación con dios

Asi que en el matrimonio un hombre encuentra a su esposa (dentro de la voluntad de Dios), la biblia dice que quien encuentra una esposa encuentra algo bueno y obtiene el favor del Señor. Asi que el proceso del matrimonio comienza con un hombre listo que busca una mujer lista.
Después de conocer la voluntad de Dios para su vida en el matrimonio, un hombre se adelanta y propone matrimonio a la dama, permítanme añadir rápidamente esto que es el deber del hombre proponer y no al revés, y la propuesta debe ser clara y bien entendida, ¡no entre en una relación basada en suposiciones! el hecho de que un hombre te pida tu nombre, dirección, correo electrónico, contacto en las redes sociales, te invite a cenar, etc., no significa que ya estéis en situación de noviazgo, él debe dejarte claro que quiere casarse contigo, y que ambos acordéis finalmente casaros, lo cual se basa en que la mujer diga que SÍ a la propuesta, permíteme decir también que antes de hablar de noviazgo, el hombre debe ser paciente con la mujer para obtener una respuesta, debe permitir que la mujer rece al respecto y se decida, además, la mujer debe hacer algunas preguntas al hombre. El hombre también debe ser capaz de revelar cierta información que la dama podría desconocer, por ejemplo, si el hombre tiene un hijo (quizás cuando estaba en la escuela secundaria) de una dama con la que no está casado. La regla es que se abra. Cuando la dama finalmente dice ¡SÍ! Lo siguiente es el cortejo.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos