Como complacer a mi esposo en la cama

Como complacer a mi esposo en la cama

Cómo hacer a un hombre sexualmente feliz así es como se le satisface

Suena intimidante, pero la recompensa vale la pena. “Mira hacia arriba justo cuando estés a punto de meterte su pene en la boca todo lo que puedas, y luego mantén el contacto visual durante unas cuantas caricias o todo el tiempo”, dice Kait Scalisi, educadora sexual y fundadora de PassionbyKait.com. “Este movimiento es súper íntimo, ya que el contacto visual prolongado provoca una liberación de oxitocina, la hormona de la unión, en ambos”.
Los juegos previos pueden marcar la diferencia entre una experiencia de sexo oral estándar y el mejor momento de la historia. Para aumentar la excitación, empieza lamiendo, soplando, acariciando y besando todo menos su pene. “Espera a que esté sonrojado, jadeando y prácticamente -¡o realmente! – suplicando. La espera merecerá la pena”, dice Scalisi. También puedes convertir los preliminares en un juego con unos dados de juego Naughty Roll (18 $, babeland.com). Os dirán exactamente dónde tenéis que tocaros.
Cuando tienes una relación sana, practicar sexo oral “puede ser una de las cosas que más te empodera porque te haces cargo de su placer”, dicen Patricia Johnson y Mark Michaels, autores de Bedded Bliss (8 $, amazon.com). “Eso puede amplificar tu propia excitación”.

“mi marido no intenta complacerme en la cama” | paul

Se dice que la intimidad es una de las cosas más importantes en una relación, ¡y es cierto! Sin embargo, el hecho es que nadie quiere una pareja aburrida. Todos queremos a alguien que conozca nuestros gustos, nuestra atracción, las cosas que nos hacen felices, brillar y sonreír, y saber cómo hacer llorar a un hombre en la cama sólo puede añadir a estas chispas.
Así que despierta de tu letargo y adopta estas divertidas acciones prácticas, sobre todo si quieres darle a tu hombre esa sensación que le hace doblar los dedos de los pies, que le hace temblar el cuerpo y que lo mantendrá finalmente adicto a ti y enriquecerá vuestra relación.
Cuando te bañes, céntrate en las zonas más sensibles como las orejas, el cuello, la axila, etc. y lava tus partes femeninas (preferiblemente con agua u otros productos de higiene femenina que sean seguros) para mantenerlo sabroso y delicioso.
Busca una iluminación suave para tu dormitorio con varios niveles de luz si es posible. Puedes bajar las luces con un regulador de intensidad o un dispositivo de bajada, y si no puedes, cambia la iluminación por una bombilla de bajo voltaje en una bonita lámpara. ¿No puedes conseguirlo?

7 maneras de complacer a un hombre en la cama! w/ mark rosenfeld

Simplemente estaba tratando de lanzar al viento la falsedad de que ser una esposa cristiana fuerte y fiel es incongruente con tener confianza sexual.    En todo caso, ser una esposa cristiana debería ir de la mano con la confianza sexual.
Y aunque sé que para algunas mujeres en particular, tener un orgasmo TODAS las veces no es necesario para que el encuentro sexual sea satisfactorio, siempre me pongo un poco receloso si una esposa dice que no podría importarle el clímax.    ¿De verdad?
Cuando tú, como esposa, llegas al clímax, no sólo es bueno para ti, sino que es increíblemente afirmativo para tu marido (al menos si él es como la mayoría de los maridos). Por eso escribí el post 3 razones por las que a tu marido le gusta que llegues al clímax.
Maridos, si estáis leyendo esto y habéis sido un amante egoísta, ignorando lo que supone para ella llegar al clímax, encontrad algo de humildad, ¿vale?    Dejad de ser egoístas. No te ayuda a ti ni a tu matrimonio.
Creo que demasiadas esposas cristianas se dejan cautivar por una inhibición sexual que es cualquier cosa menos cristiana. De hecho, pueden incluso estar sacrificando su intimidad en el altar de la inhibición.

Cómo complacer sexualmente a tu hombre en la cama con 9 jugosos consejos

A los hombres siempre se les dice que pasen más tiempo explorando otras partes del cuerpo de la mujer, pero el mismo consejo podría darse a las mujeres: es fácil pensar en él como un pene andante, pero en realidad hay muchas otras partes del cuerpo que le gustará que le estimulen.
Juega con sus pezones, chupándolos y soplándolos para estimularlos más; explora su pecho y su abdomen con tus manos; aprieta su trasero; y acaricia su piel de arriba a abajo, para asegurarte de que todas sus terminaciones nerviosas arden ante tus caricias.
Agarrarle por detrás no sólo te permite controlar mejor su ritmo y velocidad de penetración, sino que también le hace sentir muy bien. Al agarrarle por detrás, la piel que rodea el ano y la que está debajo del pene se estira, estimulando las terminaciones nerviosas de esa zona.
Sentir su trasero también te dará una pista de cuándo se está acercando al orgasmo, porque apretará sus músculos justo antes del clímax, lo que te permitirá seguir haciendo lo que sea para que llegue al orgasmo o aguantar para que dure más.
Para el sexo oral, prueba a hacer girar un cubito de hielo en tu boca antes de chupárselo (retirándolo primero). Esto ayuda a estimular tu propia humedad oral (es decir, tu saliva) y, mediante el frío y el calor de tu boca, estimularás más terminaciones nerviosas en su pene.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos